Rompiendo barreras en el e-commerce

El mundo de lo digital está siempre en constante cambio. Muta con gran facilidad debido a la gran cantidad de tendencias que poco a poco van imponiéndose. Son los propios consumidores quienes en no pocas ocasiones definen la ruta que deben seguir los e-commerce para avanzar en este mercado siempre conectado.

Una de las tendencias más destacadas de los últimos años que ha sido promovida directamente por los propios consumidores es la compra social. Las redes sociales no estaban pensadas de origen para el comercio electrónico, pero han tenido que adaptarse por la oportunidad de negocio que ello conlleva. 

Facebook, por ejemplo, cuenta con herramientas de marketplace tanto para profesionales como para particulares; lo mismo pasa con Instagram, que se ha convertido en el bastión más importante para las marcas de belleza y moda. Todo esto ha cambiado la manera en que consumimos productos.

¿Ha cambiado también la forma en la que los distribuimos? Sí. En los últimos años se ha implantado un nuevo modelo de negocio para los comercios electrónicos llamado dropshipping que no solo está permitiendo captar más consumidores, sino que rompe barreras del comercio y el e-commerce tradicional.

Gracias al recorte de gastos que presenta el dropshipping, una persona puede iniciar su propio negocio con una inversión más reducida. La principal ventaja que aporta esta técnica es el ahorro de costes, ya que no necesitas lugar para almacenar el stock de tus productos, que se conserva en proveedores.

Amazon, por ejemplo, permite que los productos de tu comercio electrónico sean directamente recepcionados y clasificados en sus almacenes, de forma que no requieres almacén propio para ello. También se encarga de gestionar los envíos de tus productos a los compradores finales. Todo ello por una comisión o fee.

El dropshipping nos permite apostar por nuestro ecomm reduciendo la principal barrera de entrada a la que nos enfrentamos como emprendedores: la inversión en los aspectos más tradicionales del negocio (almacenaje, oficinas, costes derivados, etc.. De esta forma, se pueden comenzar negocios sin correr tantos riesgos.

La disminución de gastos fijos en aspectos como almacenaje, logística y personal nos ayuda a centrar nuestro negocio en otros campos que son muy importantes, como el marketing y la promoción de los productos, así como el análisis de mercado y la captación de clientes en base a nuestro conocimiento de los mismos. 

Sin lugar a dudas, el dropshipping es una de las tendencias más interesantes en el sector del comercio electrónico en la actualidad y una vía de expansión para quienes están empezando que permite jugar con normas más asequibles y que rompe con algunas de las barreras más duras a las que se enfrenta todo emprendedor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies